Most Recent

Recibe reflexiones:

Si somos pacientes, es menos probable que nos apresuremos por tener cosas para las cuales no estamos preparados. La paciencia puede evitar que actuemos de manera impulsiva. Puede ayudarnos a aceptar nuestras limitaciones e intentar de nuevo. Y nuestra paciencia es beneficiosa para otras personas también. No es fácil para nadie tratar con alguien que está siempre ansioso y estresado; sin tiempo para nada.

Sin embargo, no siempre es fácil ser paciente; es algo que tenemos que aprender. Aquí hay cinco consejos sobre cómo convertirnos en una persona más paciente.

1.    Define qué te hace impaciente. Generalmente, somos impacientes porque        estamos apurados o bajo algún tipo de presión. ¿Por qué eres impaciente?

2.    Aprende a relajarte. Si te sientes impaciente, debes aprender a respirar profundo, relajarte y "soltar" esas cosas que te preocupan.

3.    Mantente positivo. Recuerda que Dios tiene un plan para cada uno de nosotros. Todo saldrá bien.

4.    Observa la imagen completa. La gente hoy en día habla de "problemas del primer mundo". Estos son los problemas que solo tienen las personas privilegiadas. Tenemos que ver la imagen completa, y dejar de preocuparnos por pequeñeces. Por ejemplo, quizá no nos guste lo que tenemos para desayunar, pero somos afortunados por tener algo para desayunar.

5.    Descansa. Esto tiene dos significados. Primero, debemos tomarnos descansos cada día para sentarnos y pensar. Segundo, debemos reconocer que el mundo no es perfecto; nosotros no somos perfectos.

La Biblia deja en claro que la paciencia es una virtud. Pablo dice que la paciencia es parte del fruto del Espíritu, junto con el amor, la alegría, la paz, la amabilidad, la bondad, la fidelidad, la humildad y el dominio propio (Gálatas 5:22, 23). Y David describe a Dios mismo como "clemente y compasivo, lento para la ira y grande en amor" (Salmo 103:8).

Hay cosas que, simplemente, suceden. Quizá, no siempre sucedan cosas buenas a los que esperan, pero la mayoría de las cosas buenas que suceden no ocurren rápidamente. Después de todo, los israelitas pasaron cuarenta años en el desierto antes de estar listos para entrar en la Tierra Prometida. ¡Eso es paciencia!


Charlotte Waller, Reading, Inglaterra. (Tomado de Lección para jóvenes - cuarto trimestre 2014 , pag. 79).

Reflexiones populares

Translate/Traductor web

Seguidores

Archives

Páginas vistas en total

© REFLEXIONES PARA VIVIR. 2010 | This wordpress temeplate was designed by Vcars | Converted to Blogger Templates and Blogger Themes for Shoe Shopping | Discount Watch